Páginas vistas en total

lunes, 1 de abril de 2013

Igueste de Candelaria


Hola,  esta semana me han encasquetado el diario que hay que escribir para el blog, a pesar de todos mis esfuerzos para que ello no ocurriera. En realidad no quiero hacerlo, pero aquí estoy.
Bueno, este domingo hubo mucha pachorra al salir del local del colectivo, ya que estábamos algo dormidos y por eso salimos de ruta casi una hora más tarde. Al final del día nos tiramos de las orejas por la impuntualidad.


La ruta fue en el sur, Igueste de Candelaria. Al principio de la ruta tuvimos que caminar por encima de un canal que desafiaba el equilibrio de algunos compañeros e incluso a mí. Esa primera parte me pareció un poco aburrida ya que tuvimos que caminar bastante hasta llegar al lugar del inicio del salto. Lo bueno del ratito fue que por el camino nos encontramos con gente de otro colectivo de la zona a los que saludamos con entusiasmo.
Cuando llegó la hora de saltar empezamos con muchas ganas, escuchando el sonido del bucio y observando el bonito paisaje. La zona parecía que estaba hecha para todo tipo de saltos: bastoneos y regatones muertos, por lo que había mucha variedad y eso lo hacía interesante. Llegando al final nos reunimos con la juventud jeje (Toño nos esperaba con todos los niños incluido Diego), para luego pasar entre una espesa  selva de rabo de gato y después llegar al bar para poder comer, descansar, descansar y descansar...
Dos horas más tarde decidimos partir hacia el puertito de Güimar a tomar un baño. Hacía frío y viento, por lo que no mucha gente se dio un baño, tan solo los cuatro atrevidos.
Esto fue todo en la jornada del domingo 24 de marzo de 2013.

Roberto

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario