Páginas vistas en total

viernes, 22 de junio de 2018

Fin de Curso 2018

Hola saltadores, final de curso para estos alumnos de los cuales me gustó mucho la cohesión que hay entre ellos, hoy hicimos la ruta de Chinamada- Dos Hermanos, vistas preciosas y zona escarpada, nos divertimos, sudamos y soltamos adrenalina a montones, un placer haberlos visto en los inicios y ahora –casi maestros-. Un placer brincar con ellos.

                                   

Pues ya está, fin del curso con otra ruta brutal. Gracias a los compañeros y a nuestros monitores locos, mil gracias y nos vemos el próximo año. Salud!!

Ha sido una de las cosas más divertidas que he hecho nunca. Coctel mortal de miedo, adrenalina y risas. Una locura!!! Fuerte locoooooo!!!




Sensaciones, saltos a pies juntos, bastoneos, saltos de bandas, regatones muertos....increíbles aquellos chicos que empezaron en octubre y los que saltaron hoy en Chinamada. Enhorabuena a todos y un placer compartir todos estos momentos con gente tan especial.

Muchas gracias por todo lo pasado y lo que viene, a todos los compañeros y monitores, nos vemos en el risco!

                       


Si crees que estás loco, que este mundo no es para ti, apúntate a saltar con los Chiregua, no hay mejor terapia. Este año me harté a papas arrugadas con mojo, y hay quien se permite comerse mi champiñón y medio de más......

Porque saltar no solo es un placer, es un honor. Gracias a esta cultura canaria.



He descubierto nuevos lugares, he conocido a grandes personas, he conseguido nuevos retos, gracias al apoyo de los monitores y de los compañeros ¡¡Gracias Alex por todo!! Nos vemos en el risco!

Gracias por estos buenos momentos en el risco familia, Arriba Chiregua! 

                                      

Buen grupito, felicidades y nos vemos en próximas rutas que son muchas las que quedan, Bien!!

Llego la hora de finalizar el curso de Salto. Este año Yayi, Simón, Sergio, María José y Miguel han sido el reflejo de constancia y superación, un reto que con compañerismo, voluntad y mucha alegría han conseguido superar, al fin y al cabo un enriquecimiento personal y colectivo del que mucho hemos formado parte. Felicidades a todos!!


jueves, 7 de junio de 2018

El impresionante macizo de Teno


Como cada fin de semana nos reunimos en el colectivo del Tagoror Chiregua para iniciar la ruta de este curso, nos reunimos con compañeros de curso y profesores a la expectativa de cuál sería la ruta, y pregunto, ¿para dónde nos vamos a echar unos brincos hoy? y me dicen, hoy nos vamos para una ruta chachi de las de Teno, EL TOSCÓN.


Nos dirigimos hacia la punta de Teno donde está la valla que corta el acceso a los vehículos, comenzamos el camino a pie, aproximadamente una hora de subida donde nos encontramos con un paisaje brutal, piedras huecas, escalones de piedra tan viejos que nadie sabría decir cuánto tiempo llevan ahí.
     
                                         

Al final del ascenso llegamos a un tagoror imponente donde nuestros antepasados guanches se reunían para tratar los temas importantes. Caminamos un poco hacia el noroeste y se nos abre ante nosotros el lomo del toscón, con un macizo que nada más verlo impresiona, comienza lo bueno, un descenso con sensaciones aéreas y pasos técnicos, una ruta actual de pastoreo, si! de esas de apretar el culito en algunos momentos, unas horas después de comenzar nos paramos a reponer fuerzas con unas vistas impresionantes de Buenavista, a continuación seguimos la aventura bajando por la cara norte de Teno hasta llegar al asfalto y por lo tanto el final de la ruta.


Y ¿ahora que nos toca? pues disfrutar de unos refrigerios varios en el bar más cercano y compartir opiniones de la ruta y anécdotas entre muchas risas.



Personalmente nuca pensé que podría hacer una ruta como esta, tan solo después de unos meses que empezamos en esto somos capaces tanto yo como mis compañeros de afrontar estos pasos, gracias especialmente a nuestro profe Alex por su buen rollo y paciencia infinita, y como no a todos los que han venido de apoyo este año, Toño, María José, Enrique, Fran, Petri, Manolo, Pedro..........

                                      

PD: Sabor agridulce, esto se acaba, queda poco de curso, pero muy contento y agradecido principalmente por las personas que he conocido y por supuesto por aprender a usar la lanza y conocer lugares maravillosos, nos vemos en el risco!!!

Miguel.

viernes, 18 de mayo de 2018

De Taborno a Tamadite

Como cada domingo quedamos en el colectivo a las 9, hoy vuelvo a saltar con el curso después de algunas semanas de ausencia, hoy toca Anaga un lugar al que siempre es un lujo ir, y mucho mejor en tan buena compañía, hoy seremos un buen grupito. Vamos llegando a Taborno algunos preocupados por si la ruta es difícil y otros por si la subida va hacer dura. Comenzamos nuestra andadura camino al impresionante roque de Taborno, uno de nuestros compañeros no abandona pronto ya que solo ha ido a caminar y decide bajar hasta la playa por el camino que después subiremos para llegar de nuevos a los coches.


Nosotros seguimos avanzando hasta llegar al enorme dique que une el roque con el inicio del lomo por el que debemos bajar, la bajada es muy entretenida, hay para todos los gustos, saltos, bastoneos y para los más intrépidos hasta regatones muertos, es un lujo estar en un lugar como este, bajamos por el lomo más cerca del mar, donde podemos en todo momento viéndolo, los enormes paredones detrás de nosotros, caminar por diques, con las vistas al fondo de Taganana.


 

                                     

Y como bien pregunta Toño varias veces ¿Cuánta gente habrá pasado por aquí? Pues no creo que mucha en el fondo somos unos privilegiados. Decidimos bajar a la playa casi todo el grupo, donde parece que lo pasaron en grande practicando los regatones muertos, y es que chic@s ha avanzado mucho, tod@s.

                                                    

Toca subir por palo hincado una subida preciosa, aunque un poco dura, pero la belleza del lugar la hace inigualable, escaleras perfectamente talladas en la piedra, paredes llenas de cuevas, altos de agua impresionante, cualquier lugar al que mires es perfecto. Cuando llegamos a Taborno nos encontramos con Domingo, saltador de la zona que siempre nos recibe muy bien, y les enseña a los alumnos sus lanzas y local. 


                                       


Y de camino a casa como no, celebramos el día dando cuenta de una buena comida y brindando por el buen día. Gracias a todos lo pasé genial.


María José.



jueves, 3 de mayo de 2018

¡Qué necesidad!


La ruta del domingo, que necesidad de caminar, subiendo desde el caminero por medio del monte con la lanza al hombro durante al menos una hora y media en una grata compañía de los monitores de salto y los compañeros del curso, hasta llegar hasta la parte de abajo de Izaña (Montaña Limón), para  admirar un paisaje increíble….

                                                      

Que necesidad de seguir hasta el barranco de la sarza y empezar a bajar, dando brincos en un lugar que nos daba la oportunidad de poner en practica lo que hemos aprendido y hemos avanzado en esta bella tradición. Pequeños saltos, saltos se lado a lado, regatones muertos….. 

  


Que necesidad de compartir anécdotas y risas al terminar, cansados pero satisfechos, delante de unas cervezas.




Muchas gracias a todos por este domingo, por los anteriores y por los que vendrán, que necesidad tengo de que lleguen.

Yayi Martín.

martes, 10 de abril de 2018

Ermita Teno Bajo - Barranco Itobal.



Mientras compartíamos el tiempo de cervezas,y alguito mas cayó que quién no prueba la carne cabra estando en Teno Alto, en un momento de la conversación Alexis (chapó por cómo está llevando el curso) me cuenta “Este año hay un buen grupo, hay muy buen ambiente”. 

 


Y en lo poco que he compartido con ell@s también salgo con esa impresión: con Janis,Yayi, Miguel, Simón, Sergio,… se respira muy buena energía.




 Y otro detalle muy rico es su manera de interpretar la ruta: en tiempos donde prima que nos especialicemos en cosas muy concretas, haciendo nuestras miras más cortas en muchos momentos, cuando estás con gente que es curiosa de todo lo que está pasando ante nosotros, es un soplo de alegria....






Este fin de semana tocó andar por la cara norte de Teno, por el barranco de Itobal, pero creo que igual ocurrirá allá por donde saltemos: el disfrute de ver detalles: tagoras, plantas, grabados,….; la lanza herramienta con la que movernos para disfrutar de todas esas cosas. Y si encima nos “regalan” un baile de Piñata para terminar la jornada…




Enrique.

miércoles, 4 de abril de 2018

CAMINO DEL CRESAL HASTA ABICOR Y BAJADA POR LOMOS DEL MAJIMIAL



Bueno, mi segunda ruta de los Domingos y con ansias de empezar. Subimos por el pueblo de San Andrés, aparcamos los coches en la parte alta y empezamos la ruta subiendo y cruzándonos por charcos llenos de vegetación, entre ella destacando los cañaverales y un dulce cantar característico de los sapos (que yo nunca había oído). 




Subiendo pasamos por debajo de varios arcos formados por las ramas de los árboles, una subida bastante pronunciada y algo larga. Por el camino nos encontramos con un cabrero que sentado nos observaba como subíamos por el sendero y cruzamos unas palabras con el, continuamos el camino hasta llegar a la carretera donde hicimos una breve parada para tomar algo de agua y picar algo (almendras garrapiñadas caseras, entre otros manjares).




Continuamos subiendo ahora por medio del monte de Brezal y llegamos a un punto que empezamos a bajar y nos salimos fuera del camino a la altura del Mojón 55 pasando entre las ramas ya que no había camino definido y llegamos a la cresta del descenso la parte que más me gusta, saltos y bastoneos por doquier, y una larga y dura ruta donde disfrutamos bastante y terminamos llegando todos en perfecto estado. 


 Siguiente y último paso coger los coches y buscar un bar donde poder brindar con unas cervezas bien frías y bien merecidas.



Sergio Méndez Mora

lunes, 26 de marzo de 2018

Chamorga

Llegamos a Chamorga alrededor de las 11 de la mañana, con la luz de un día espectacular. Cogemos nuestras lanzas y comenzamos a andar a través de un sendero que asciende a través de la laurisilva, por el barranco de Roque Bermejo. Una vez arriba podemos contemplar las magníficas vistas de los Roques de Anaga y del hermoso paisaje.

 

Continuamos nuestro camino hasta el punto donde comienza el descenso. Ahí realizamos una pequeña parada para reagruparnos y comenzar con lo que hemos venido a hacer; brincar.




Haciendo uso de la lanza vamos bajando por el risco, bastoneando por obstáculos que si bien no son demasiado complicados algunas veces se encuentran en lugares donde un error podría tener graves consecuencias. Esto hace que los nervios y la adrenalina comiencen a aparecer, algo que todos vamos buscando, aunque nuestros instructores (Alex, Enrique y Toño) parezcan totalmente inmunes a la aparente dificultad de la ruta.


   



Al final del descenso nos reunimos junto a unas antiguas casas abandonadas al lado del camino de Chamorga. Allí descansamos un rato y aprovechamos para comer algo y hablar sobre como nos ha ido a cada uno durante la bajada antes de comenzar el camino de regreso, el cual nos habían avisado de que sería un poco duro después de tantas horas caminando y brincando, pero el hermoso paisaje y la promesa de una cerveza fría al final es más que suficiente para ponernos en marcha.


Simón M Negrín Martín

miércoles, 21 de marzo de 2018

El control del rabo de gato en Teno…… más fácil con la colaboración del Tagoror Chiregua.

Ya son más de seis años revisando este maravilloso recorrido, el camino del Canal del Agujero. Al principio parecía algo inabarcable, un trabajo infinito con dudosa recompensa. Ahora el esfuerzo necesario para tenerlo controlado de la invasión del rabo de gato es escaso, casi como un paseo que realizamos cada cuatro meses para empaparnos de la magia de estos riscos.


 Los verdaderos culpables de este resultado son todas aquellas personas que han participado como voluntarias. Entre ellas se encuentra siempre, en cada revisión, alguien del Targoror Chiregua. Sus integrantes aúnan su afición por el salto del pastor, con la curiosidad por conocer nuevos rincones de la orografía de Canarias y la inquietud e ilusión por contribuir en la conservación de nuestro medio natural.



De esta forma, tal y como se movía los primeros habitantes de estas tierras, se desplazan con sus lanzas por la escarpada orografía, llegando a lugares donde sólo ellas y ellos pueden acceder, escudriñando cada rincón buscando las nuevas plántulas de rabogato y arrancándolas. 



Así, una técnica ancestral para desplazarse por los ricos –el salto del pastor- y una nueva forma de pensar y actuar -el control de las especies exóticas invasoras- encuentran una simbiosis perfecta. 


Desde Abeque sólo podemos mostrar nuestra enorme admiración y respeto tanto por su entrega para conservar nuestras tradiciones como por la inestimable colaboración en el control del rabo de gato en el macizo de Teno.
  



Todo un lujo compartir camino, trabajo, sudor, risas e ilusiones con el Tagoror Chiregua. 
Gracias!

JC Rando

viernes, 23 de febrero de 2018

TALLER DE LANZAS DE SALTO DEL PASTOR

Cuando el tiempo invernal hace acto de presencia y la lanza no nos puede acompañar en nuestro camino, la mejor opción es hacer un taller de construcción de lanza. Nuestro maestro artesano, Antonio de la Perdoma, nos explica con mucho detalle todos los pasos a seguir.




La lanza es la reina del risco, por eso hay que construirla con mucha pasión. No todo el mundo tiene el conocimiento necesario ni las herramientas para elaborar una lanza segura para practicar el brinco.

De las cosas más importantes que tenemos que tener en cuenta es que las fibras de la madera que utilicemos sean lo más homogéneas posible. Evitaremos trabajar con maderas que tengan nudos, ya que esos puntos son lugares propensos a la fractura, especialmente cuando se realicen saltos en los que se produzcan grandes impactos. El garrote tiene que tener la flexibilidad y la dureza adecuada para la práctica del brinco.



El tamaño y el peso sí importan. Nuestro maestro nos cuenta que la lanza hay que hacerla pensando en la persona que la usará y en el tipo de uso que hará de ella.

Lápiz, regla, cepillo, cristal y lija nos acompañan en el proceso de creación del garrote.

El regatón será nuestro punto de apoyo en el risco, su latido marcará el camino a recorrer. Para prepararlo nuestro maestro utiliza carbón mineral como combustible para moldear el metal. El modelado requiere manos expertas y gestos precisos. El regatón resultante tiene que ser fuerte para aguantar los recorridos que le esperan.


Cuando las dos piezas están preparadas, solo queda casarlas y ponerle un trozo de cuero que abrace la madera justo encima del regatón, este servirá para proteger la zona de contacto. Seguidamente, se practica un control de calidad, que consiste en probar su resistencia.

Por último, la madera se acicala con sebo de cabra u otro tipo de grasa (aceite de almendras, oliva…), en este instante la herramienta de salto quedará lista para usar.


Y cuando salgamos con la lanza encontraremos nuestra casa, que es la tierra, los riscos, los barrancos, las piedras, el mar que colorea el paisaje hasta la línea del horizonte, la brisa, la nube que tapa el cielo… y tomaremos consciencia de que compartimos el espacio con otros seres vivos de diferentes especies. Y danzaremos por el terreno hasta que caiga la noche y salgan las estrellas, entonces el regatón quedará en silencio.

María José Ruiz Hidalgo

viernes, 2 de febrero de 2018

VÍCTOR Y EL RISCO


El 20 de Enero llegamos como siempre a las 16.00 al colectivo, todos con muchas ganas de comenzar. Una vez allí, cogimos las latas, las metimos en el furgón y fuimos para Las Breñas.





Una vez allí, empezamos a echarle cebo o aceite. Después buscamos el camino para empezar a brincar y así fue. Empezamos a bajar el barranco, cada uno a su ritmo, observando y sacando fotos a las preciosas vistas que se podían ver mientras brincábamos.



A medida que bajábamos nos acercábamos mas a la costa. Por esos momentos me encontraba bastante bien, estaba disfrutando de la ruta. Yo, junto a unos compañeros, nos desviamos del camino para ir a otro más complejo y dar los últimos brincos.

Cuando estábamos llegando al final para pisar por fin la carretera, un compañero se calló y la lata rodó camino abajo, le di mi lanza y yo bajé el último tramos sin ella, no era muy complicado. Cuando llegamos abajo cogimos la lata, que afortunadamente no había sufrido daños y caminamos hasta el furgón para guardarlas e ir de vuelta al colectivo.

 

Víctor Expósito.

martes, 30 de enero de 2018

DE LAS HUERTAS AL RISCO




Desde el primer día que empezó el curso de salto del pastor en el tagoror chiregua nos pusieron la lanza en las manos a los alumnos, cosa que ninguno esperaba, pero para mi fue una plena satisfacción ya que llevaba bastante tiempo queriendo aprender a realizar esta actividad ancestral única en el mundo y que solo se practica en estas magníficas islas.





Tras varias semanas practicando en los bancales de huertas cercanas al centro del tagoror, aprendiendo todo lo indispensable como bastoneo, salto a pies juntos, salto de banda.....por fin salimos al risco y ponemos en práctica todo lo aprendido, y sí, me gusto más de lo que imaginaba, tras varias salidas por los ricos de la zona tocó desplazarnos hasta la zona de rojas, ir en línea recta desde lo alto de un mirador hasta la misma orilla del mar saltando y bastoneando riscos como hacían los guanches para mi fue increíble,eso si,luego tocó subir con la lanza al hombro💪💪




Gracias a los profesores del tagoror chiregua por enseñarme este antiguo y bellísimo método de desplazamiento por lugares que nunca hubiera pensado estar, y un saludo a todos los alumnos de este año que son una gente estupenda.




Animo a todo aquel que tenga curiosidad en el salto o que busque una actividad al aire libre en plena naturaleza en animarse a practicarlo porque seguro le gustará, nos vemos en el risco!!!!


Miguel Reyes