Páginas vistas en total

martes, 26 de febrero de 2013




Despedida Rojas.

Y llega otro sábado…esta vez el último. Vuelta a Rojas, siempre diferente, pensando en el frío y sorprendidos por un sol que acompañó toda la tarde, el sol de Rojas... El sonido de los regatones en la piedra y el danzar de los saltadores y saltadoras avisan de que el risco va a empezar a moverse…
Se acaba nuestra andadura los sábados y se termina con un buen sabor de boca y con muchas ganas de seguir saltando, con la curiosidad y la ilusión latentes,  ha sido una despedida como se merece.
 Con muchas ganas y ya casi dándonos confianza plena con la lanza, comenzamos el trayecto dejando que el movimiento del bastoneo nos lleve, zigzagueando el camino otras veces recorrido y que tanto bienestar deja a su paso, esta vez, aprovechando algunos recovecos que nos ofrecen zonas para trepar y hacer algunos saltos. Nos acompaña el sol; el aire que trae los diferentes aromas de la zona; y el sonido del mar, de fondo, unidos esta vez, a algunas palabras acerca del “amor” y otros demonios  que se iban mezclando con risas. Recorriendo el risco, intentando buscar el sitio adecuado para clavar el regatón con fuerza, sintiendo el corazón al son de la emoción que produce,  vamos descendiendo animados por el placer que da  terminar y, una vez cansados y satisfechos, volver la vista y descubrir lo que hemos dejado atrás. Entonces es el momento de respirar y jugar con la adrenalina un poco  más en el muro hasta que la luz se vaya apagando y nos avise de que es la hora de descansar.
Con lanza en hombro y con la sensación de tranquilidad que deja el haber ido al compás del risco, comenzamos a retornar por el camino hasta llegar al punto de partida. Una vez aquí nos acompaña el sudor, la alegría y la satisfacción que da el haber conocido el Salto del Pastor.

Hasta el domingo!
 Sarai.



PERO AÚN HUBO MÁS EL SÁBADO...

 
, PORQUE al terminar la ruta, tuvimos una cita importante con los miembros de la Coordinadora del Rincón que nos explicaron en una charla qué es el “Plan Especial del Rincón”. Algunos miembros del Tagoror Chiregua no conocía dicho plan y ya que el Rincón es nuestro espacio de actuación sobre todo para el desarrollo de las escuelas municipales tanto de de Palo como de Salto, creímos importante informarnos. Valió la pena enterarnos por qué  ese manchón verde del valle, habitado aún por plataneras en su mayor parte,  se ha salvado de estar sembrado de bloques, posibilitando que nuestro Colectivo y sus alumnos disfrutemos de nuestras prácticas y por qué el lugar está reconocido como  “zona agrícola protegida” y qué razones han hecho que un plan tan novedoso, fruto de una ley de iniciativa popular, no se haya aplicado después de 20 años.
Y allí en la charla impartida por Zenaida y Machose, estuvimos los que quisimos y pudimos, tanto miembros del Colectivo como los alumnos de las dos escuelas y constatamos que la información es poder y que es de agradecidos aportar nuestro grano de arena para tener un entorno más humano,  más amable, sostenible y respetuoso.
Nos toca ahora comprometernos y transmitir la información recogida, para apartarnos de la queja fácil, de la que nos paraliza, y acercarnos a tareas constructivas, y si así lo decidimos, a propuestas que nos activen y movilicen.Un abrazo, Petri






No hay comentarios:

Publicar un comentario