Páginas vistas en total

martes, 26 de noviembre de 2013


                Nabo de gato

         Hacía tiempo que no sentía el olor a risco, totalmente distinto al habitual de cualquier sendero al cual estoy mucho más acostumbrado. 
     La idea de combinar ruta con actuación-voluntariado es genial. Lo que desde la asociación Abeque y el Ayto. de Buenavista se está haciendo no tiene desperdicio, la utilización del voluntariado y los medios municipales es todo un acierto. Que gusto que te lleven y te traigan, que te esperen; la llegada a Buenavista, el encuentro con otros compañeros de otros sectores; sin duda, tengo la sensación de que estoy en algo grande, y estoy seguro de que no muy tarde lo demostraremos. 




                     El día se presentó con amenaza de lluvia, pero justo cuando entramos a la cabecera del Barranco Seco, éste nos sorprendió con un hermoso arcoíris en las faldas del Roque Blanco, como si nos diera la bienvenida al único sitio de Teno donde no llovía. Comenzamos la bajada hasta el canal bastoneando y buscando la mejor manera para cada uno, en el descenso. Ya ubicados en el canal nos dirigimos hacia la zona de actuación no sin antes almorzar, ya que el hambre llevaba rato haciendo acto de presencia.  
             Al rato comenzamos el trabajo con la matas de rabo de gato, nos dividimos en tres grupos y empezamos a dar caña, algunos con tanta energía que al final les pasó factura... Justo esta área, debido a la inclinación del terreno hace obligatoria la presencia de gente con lanzas, acostumbrada al risco. Creo que si repetimos en próximas ocasiones se notará enormemente nuestro trabajo. 
En cuanto a los compañeros, debo decir que parecíamos un circo, cada uno con su propia actuación: encargados de obra (sin casco), organizadores de anti-encuentros, Gilmi afeitado (el del señor de los anillos), la señorita duende, habladores, (perdón habladora), falsosgodos (perdón goda), niños (perdón pibe), mineros (¿Dónde está César?), el hombre del oeste con picareta colgado en el risco, Enrique y Ana, Pé, los 2 nuevos, etc…, perdón si me olvido de alguno/a, no hubo tanto tiempo como para poder sacarles el jugo.

Pero la sorpresa nos la íbamos a encontrar a la vuelta: ¡cielos¡ qué barbaridad de...  nabo de gato...con pilas... Pero visto y no visto rápidamente fue lanzado al contenedor de envases, aunque las malas lenguas cuentan que no hubo testigos de que así fuera... la pregunta quedo en el aire y en la mente de los mal pensados...¿se lo habrá quedado alguien?...



Antes de terminar desde aquí 
quiero advertir a los alumnos que se pongan las pilas con el bastoneo para andar diestros, que ya habrá tiempo para saltar, aunque si lo hacen deben seguir las pautas de los ya profesionales y si no, vean esta foto de Fran en un salto que es un compendio de todo lo que les explica en cada clase para dar un buen salto: cuerpo erguido pegado a la lanza para ayudar a la frenada, piernas flexionadas y rodillas altas preparadas para amortiguar la llegada, regatón perpendicular al suelo y lanza en vertical...

José María (Patea) 

sábado 24 de noviembre





No hay comentarios:

Publicar un comentario