Páginas vistas en total

viernes, 17 de mayo de 2013

Sombrero de Chasna


Eran las 9:00 de la mañana, cuando el colectivo Tagoror Chiregua se presentó en El Rincón para partir hacia la ruta. Sacamos, limpiamos y echamos sebo a las lanzas, aunque alguno se equivocó de lanza… jeje, y partimos hacia nuestro objetivo: “El Sombrero de Chasna”.  Hora y media de camino en el coche y por fin llegamos pero nos faltaba aún otra hora de caminata. Cuando llegamos arriba, a la cima, nos esperaba el Gran Padre. Una vista impresionante de todo el Llano de Ucanca con el Pico Viejo y El Teide al fondo. Nos sacamos fotos y almorzamos. El mismo ritual de siempre, Petri ofreciendo avellanas, Fran higos pasados, etc.

Nos enteramos gracias a Ruso y a un mapa de las islas Canarias que la mayor producción de dátiles en la isla estaba en Teno… Continuamos nuestro camino pero antes de bajar Petri y Yedra se sacaron  de la chistera o en este caso de un zurrón, un antiguo ritual. Nos pusimos todos en círculos y como antiguos bereberes empezamos a danzar en un entorno único e irrepetible “No hay betún, No hay betún…”

Ya dentro del cauce del barranco, empezamos a descender como pastores adaptándonos al entorno. Descubrimos saltos de varios tipos: bastoneos, regatones muertos, lado a lado, etc., hasta llegar a un lugar único, descubierto por el gran “rutólogo” Cecilio. Nos adentramos en una galería de agua, nos quitamos las botas y descubrimos unos chorros de agua naturales que caían filtrándose por la roca. Dejándonos llevar por el cauce del barranco y por la compañía de nuestras amigas Loba y Lila, llegamos al final de un día lleno de anécdotas, aventuras y sobre todo mucha tradición canaria:

100% puro pastor
Ruso y Jorge, amiguitos de Petri y de Juan que a su vez son amiguitos de un pastor de Teno y a su vez es amiguito del risco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario