Páginas vistas en total

lunes, 6 de mayo de 2013

Sebo, Cuero y un Cadaver Exquisito...


Este sábado reunimos a los alumnos de este curso de la escuela y los del año anterior. Los primeros para que aprendieran a preparar el sebo de cabra que usamos para facilitar el deslizamiento por la lanza y los segundos para preparar los cueros para sus lanzas. Pasamos una tarde agradable y quisimos hacer un guiño poético para el blog, realizando entre todos un “Cadáver Exquisito”. Se trata de una técnica usada por los surrealistas en el primer cuarto del siglo pasado, escribían por turno en una hoja de papel, la doblaban para cubrir parte de la escritura, y después la pasaban al siguiente jugador para otra colaboración. Se trataba de escribir de forma colaborativa sin saber qué escribía el anterior. Un placer compartir experiencias con gente con inquietudes por aprender, por enseñar, por participar, por compartir, por difundir, muchas gracias a todos/as y especialmente a Toño, que facilitó todo lo necesario y más, para la realización de los dos talleres.  Nuestro "Cadáver Exquisito" quedó así:
 

Olor, perfume, aromas… sabor a
Tratando de encontrar la inspiración en compañía de tradiciones y acompañados
Esta semana no saltamos, pero hicimos taller de sebo y cuero, y según prometen después habrá refrigerio y ….
El cuero sobre la mesa, el cutter presto en la mano, el sacabocados y el martillo y la sabia maestría del compañero Toñito, convierten en una pieza irrepetible el protector de cada lanza, cada una diferente, cada una el sueño hecho realidad de su propietario. Taller de cuero una tarde en el Tagoror.
Y la curiosidad de Diego, impregnándose de todo: los olores del sebo, los sonidos del trabajo del cuero…
Cuero, sebo, martillazos, cordones, unos por un lado otro por otro y al final todos juntos y
Compartir juntos los dos grupos, de olores y martillazos. Un día de convivencia familiar dónde algunos volvemos a rencontrarnos después de un tiempo. Parecíamos que retomábamos nuestros años de talleres y manualidades, jejejeje.
Se echaron de menos los restos de carne y grasa putrefacta, además del orégano mitigador.¡Qué curiosos los cursos del Tagoror! Cuanto más fácil se lo ponen a l@s alumn@s más se aplican. Felicidades por ese afán de superación. Rematar la lanza con el cuero mientras nos acompañaban los aromas de la creación del sebo… Se coloreaban en nuestros ojos un dulce y comelón  final
Y con barriguita llena todos contentos
La comida estuvo muy bien,  y valió la pena oler y hacer todos los talleres
Después de 40000 cueros ya somos unos expertos. Mañana taller en la calle para venderlos.
Lo mejor de todo el día la comidita que nos tenía preparada Petri  jajajaj muy buena!!!!! al final
mientras yo comía ustedes escribían je!... jer!...no, es broma espero que hayan disfrutado, aprendido y queda pendiente el taller de regatones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario