Páginas vistas en total

lunes, 8 de noviembre de 2010

Esta semana en Rojas


El sábado 6 de noviembre los alumnos de la escuela de salto y algunos veteranos fuimos a Rojas (por Las Breñas) a la práctica sabatina de Salto. Mis impresiones coinciden con las de los monitores: un día hermosísimo, lleno de luz y color y mucha gente veterana o ya iniciada que aportó una inesperada dispersión de intereses y que descolocó un poco tanto a monitores como a alumnos. Los veteranos acudimos felices a la ruta pero ajenos a las pretensiones de los monitores del curso. Pudimos apoyar al personal y aportar nuestros conocimientos pero muy pocos lo hicieron.

     Sin acuerdo previo y  sobre la marcha decidimos descender por el risco, mientras los alumnos de la escuela siguieron por el camino hasta llegar al rellano propio para la práctica y aprendizaje de la técnica del salto. Allí hicieron repetidos saltos a pies juntos y trepas  agotadoras, pero la concentración no era la deseada. Unos saltaban, otros (los veteranos) se iban a dar un baño y otros también veteranos charlaban o miraban el esfuerzo de algunos alumnos. Claro que lo que apetecía era el refrescante baño pero David y Toño hicieron lo imposible por mantener la atención del personal y atraer su mirada al trabajo y concentrarse en los objetivos propuestos para el día a pesar de la algarabía del resto.
      La luz se fue haciendo tenue y ya anochecía cuando regresamos pero ella persistía ofreciéndonos un crepúspulo de espectáculo lleno de colorido y más propio de un atardecer de verano que de una tarde de otoño. 
    Algunas anédotas quedaron en mi retina: en la ruta, la atrevida piedra que osó rasguñar la mano de Lola y en el guachinche, la luz de la vela encendida que Fran sopló  y apagó antes de pedir el típico deseo en el día de su cumpleaños.
Un beso para todos,
Petri.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Compañeros/as, me hubiera encantado poder estar con ustedes en esta primera visita al "Menceyato de Rojas" jeje, no tengo ninguna duda de que aprendieron mucho, porque Toño y David tienen muchas ganas de que aprendan y además con el apoyo de todos/as los miembros del colectivo es mucho más fácil. Gracias a todos/as y especialmente a Petri por su colaboración, incondicional como siempre. Un abrazo para todos/as. Juan

    ResponderEliminar