Páginas vistas en total

lunes, 27 de febrero de 2012

Buen viaje Nayra!!!!! (Rojas-Palmera)

Resulta extraño escribir el diario de ruta estando ya en Madrid, en mi otro mundo, el ajeno al risco y al mar, el que no entiende de lanzas y saltos a pies juntos, pero un mundo donde CRECÍ, un espacio llano lleno de montañas imaginarias que te invitan a subir y a descubrir el mundo desde diferentes perspectivas. Un lugar donde aprendí de la libertad, del reinventarse, de la amistad y el amor, de la tolerancia y sobretodo... un lugar que me hizo valorar mi tierra a mi regreso.Entonces llegó el salto del pastor, el Tagoror Chiregua y los que se convertirían en mis grandes amigos. Un colectivo que me mostró la tierra que yo creía conocer; que me hizo comprender la historia que carga cada barranco y me habló de nuestras tradiciones. Me invitaron a valorar la naturaleza y terminé por incorporarla a mi vida..qué gozadaaaa! sobretodo cuando se vive en estas islas interminables...GRACIAS chic@s!

De esto ya hace un tiempito, y aunque nunca fui demasiado constante con la lanza, siempre procuré salir a brincar de vez en cuando y juntarme pa´los encuentros en las otras islas:) Este invierno, aprovechando un tiempo sabático, retomé el curso los sábados por la tarde..y me encontré con un grupo de nuevos y "viejos"(jejej) saltadores estupendos!
La ruta de este sábado pasado fue a Rojas (costa del Sauzal), la bajada "por la laja a la palmera". Es probablemente la ruta que más he brincado y una de mis favoritas, por las vistas de la costa, del Teide, por la posibilidad de incorporar un bañito al llegar abajo y por los atardeceres.. Éramos un buen grupito y eso nos permitió dividirnos y plantear dos posibles bajadas. Ambas muy próximas, pero con grados de dificultad diferentes. Yo opté por juntarme con "los nuevos" y los profes, ya que mis brincos aun necesitan ser pulidos.. La ruta es de descenso, por una ladera poco expuesta y llena de posibles aproximaciones hasta dar con la laja. Las tabaibas, los cornicales, inciensos y esparragueras son compañeros de ruta y te obligan a rastrear un camino que en un principio brilla por su ausencia . Pero eso también forma parte del aprendizaje, olfatear y buscar camino... La bajada por la laja (risco de basalto) es cómoda, juguetona y repleta de polletas (huecos evidentes donde clavar el regatón). Nos tomamos nuestro tiempo, quizás por lo agradable de la tarde, y una vez abajo, en la costa, algunos valientes se dieron un chapuzón en ese mar del Norte extrañamente manso..

En el paseo costero nos encontramos con más gente de la habitual, probablemente gracias a la recién estrenada carretera que facilita el acceso a este lugar. Rojas estaba repleta de casas cuevas hasta hace unos años, en que la ley de costas (permisiva con algunos y rigurosa con otros) se encargó de acabar con aquel asentamiento costero y "restaurar" el lugar.
Después de disfrutar del atardecer, repleto de nubes encendidas, abordamos la subida, cargaditos de energía y llegamos a los coches anocheciendo. A la llegada al colectivo para dejar las lanzas y despedirnos, me tenían una sorpresa organizada (si es que..esta gente es más novelera..) una meriendita con sidra y tó! para brindar por este viaje a Sudamérica que comienza en unos días... Le hablaré a Ecuador, Perú y Bolivia de nuestros riscos, de nuestra gente y prometo empaparme de aquella cultura tan lejana y cercana a la vez y traer de vuelta toda esta experiencia.
Gracias Juan, por pedirme que me encargara de escribir el diario de esta semana... un buen momento para sentarme a pensar antes de volaaaaaar!!

Gracias a todo el colectivo por estar :)

Nos vemos pronto!!!!!!
Nayra




 


2 comentarios:

  1. Uau, qué blog tan bonito! Fue un placer conoceros y poder sentir la lanza en los riscos, tan breve como intenso, gracias por los brazos abiertos.
    a seguir volando Nayra!
    Mika

    ResponderEliminar
  2. Gracias Mika para nostros también fue bonito compartir contigo una mañana de salto. Mil gracias Nayra te deseamos un feliz viaje, un abrazo enorme

    ResponderEliminar