Páginas vistas en total

martes, 17 de enero de 2012

 La segunda ruta del año contribuyó al propósito de eliminar los excesos culinarios de las pasadas fiestas desde el comienzo de la misma. Emprendimos la marcha subiendo por la ruta que bajamos bastoneando la pasada semana por vista paraíso. Por primera vez, utilizando la lanza continuamente para ascender. Estos “profes” lo tienen todo estudiado, lo que pretendían es que nuestros brazos tuvieran un entreno extra para al día siguiente, no bajarlos en la romería de Tigaiga y no parar de tocar las chácaras. Disfrutamos durante el descenso de unas vistas espléndidas, del sonido de las olas rompiendo en la playa y una vegetación que pide a gritos unas precipitaciones regulares propias de la época en la que estamos. Siguiendo la evolución de la complejidad, nos encontramos con un terreno poco regular que combinaba el risco con arena suelta que hacía los apoyos más inestables.


Repetimos posteriormente, el juego de tablero del sábado pasado en las huertas del Ancón. Los paparazzis, Geli y Toño, sacaron primeros planos del calentamiento de saltos de lado a lado. Juan, subiendo el nivel, incorporó un ejercicio con desnivel. Debíamos pasar de una terraza a otra, apoyando la lanza en un “barranquillo” que añadía un componente psicológico extra. Una sensación de peligro irreal por la escasa altura o anchura que desapareció con la práctica. La última tarea de la jornada, antes de cargar la lanza al hombro, fue saltar las huertas de banda o pies juntos. Sin lugar a dudas, un día completo con sorpresa final. A la vuelta al colectivo, disfrutamos de un surtido de polvorones y refrigerios (gentileza de los fotógrafos) para recuperarnos del esfuerzo y el peso perdido (adiós al propósito).
Compramos camisetas del encuentro organizado en 2010 por el tagoror y entregamos la documentación y el dinero para federarnos, una muestra más del gusto que le hemos cogido a la disciplina y el placer de compartirla con l@s compañer@s. Cogiendo el testigo del último comentario de la anterior entrada del blog, queremos apoyar esa idea de la evolución positiva del grupo, destacando la seguridad que hemos adquirido y la familiarización con la lanza.
Agradecemos los consejos y correcciones de los profesores y veteran@s, además de la oportunidad de convertirnos por un día en cronistas.
Un abrazo para tod@s,
Angélica y Luís




No hay comentarios:

Publicar un comentario